El mar

Collar mar

Durante años he veraneado en una playa que para mí es muy especial y cada verano al acabar las vacaciones lo que más me dolía era no poder volver a ver el mar hasta muchos meses después ¡es tan largo el invierno en el secano!

viaje a Mojacar, playa, verano

Los viajes de vuelta se hacían eternos, primero se pierde de vista el mar, luego poco a poco, el paisaje mediterráneo, los campos de naranjos, cambia el tiempo, cambia la luz  y al final  “la ciudad”. Vuelta a la rutina, las prisas, el asfalto…

Me llevaba a casa arena, piedras, pequeños recuerdos, todo me parecía especial, intentaba atrapar con ellos el momento…pero siempre terminaban olvidados en una caja.

Cuando llevo algo en la cabeza sé que en algún momento me surgirá la idea, a veces es durmiendo, entonces tengo que levantarme para dibujar o escribir y así consigo plasmarlo con la claridad con la que aparecen. Esta vez fue yendo de viaje ¡menos mal que no conducía yo! así pude dibujar en un papelillo que llevaba en la cartera lo que se ha convertido en mi collar preferido.

Hice, una representación”minimalista” o como me dijo una amiga, una “deconstrucción del mar” en sus elementos: agua, arena, rocas, movimiento y sonido y lo realicé en plata y cristal.

collar mar, cápsulas de emociones con arena y agua

Ahora cada vez que me lo pongo realmente siento el mar, lo veo moverse, oigo el sonido de sus elementos al tocarse y me transporta a esa playa con la que siempre sueño poder volver.

Este collar fue el origen del proyecto Live the life, de dónde surgió la idea de hacer “Joyería Emocional” para dar valor a esos recuerdos, simbolizados en materiales considerados “no nobles” para la joyería tradicional, pero cargados de un gran valor sentimental, porque nos unen a momentos especiales, personas queridas, experiencias que han marcado nuestra vida. ¡Y eso es lo que realmente importa!

¡¡¡¡¡Live the Life!!!!

collar mar, cápsulas de emociones con arena y agua